Servicio de auditoría de aire comprimido y gases

Aumente la eficiencia energética y reduzca costes de producción con nuestras auditorías

Auditorías de aire comprimido y gases

  • Auditorías cuantitativas: nos permite detallar la curva característica de su instalación.
  • Auditorías cualitativas: nos permite estudiar la calidad de su aire comprimido, conociendo así si cumple con las especificaciones de calidad que demanda su proceso de producción.
  • Auditorías de fugas: nos permite detallar cuantitativamente en caudal y en € la cantidad de aire que se pierde en su industria.

Auditoría energética de las instalaciones de aire comprimido

Con el fin de aumentar la eficiencia energética y reducir costes de producción se ha creado la ISO 50001. Parte del cumplimiento de esta norma pasa necesariamente por el control del aire comprimido, pues es uno de los factores que más gasto energético produce en las empresas.

Por otro lado, la ISO 11011 es una directriz internacional que estipula el método a seguir para la correcta realización de una auditoría de aire comprimido.

La aplicación de estas ISO en las empresas aporta grandes ahorros económicos y es una gran contribución al medio ambiente.

El departamento técnico de TECNYMAQ sigue las directrices de las ISO 50001 y 11011 para la realización de sus auditorías energéticas en los sistemas de aire comprimido.

El programa de servicio de auditoría de aire comprimido se divide en cuatro etapas:

  1. Analizar: medición y recopilación in situ de los datos necesarios para calcular los costes de energía reales. Determinar los puntos críticos y evaluar el ahorro de energía alcanzable.
  2. Localizar: identificar, medir y evaluar las pérdidas y fugas de aire comprimido.
  3. Recomendaciones: propuestas de mejoras y cambios necesarios. Calculo del ahorro de energía potencial.
  4. Control: mantener un seguimiento constante de la optimización energética y una transparencia del consumo de energía.

Auditoría de calidad del aire comprimido para aseguramiento de los valores de la ISO 8573-1: 2010

En producciones sensibles es imprescindible controlar la calidad del aire comprimido cuando entra en contacto directo con el producto o el envase. Las normativas internacionales como IFS, BRC e ISO 22.000, recomiendan incorporarlo en el APPCC y tratarlo como un Punto Crítico de Control.

Realizar una auditoría de calidad del aire comprimido permite detectar si hay aceite, hidrocarburos, exceso de humedad o de partículas en el aire comprimido. Es un modo de controlar el buen funcionamiento del sistema de tratamiento y evitar que el aire comprimido sea una fuente de contaminación por hidrocarburos, como los MOSH y MOAH. Esto es especialmente importante en empresas como industrias cárnicas, procesos con verduras, panificadoras, harineras, lácteas, alimentación infantil, golosinas y envasadoras.

El servicio de auditoría de calidad del aire comprimido de Tecnymaq se realiza la medición de los valores exactos reflejados en la ISO 8573:1-2010, partículas, humedad y aceite.

La auditoría la realizan técnicos especialistas in situ, directamente de la corriente del aire comprimido, mediante aparatos de medición exacta. Tras la auditoría, se elabora un informe con los valores obtenidos y recomendaciones para alcanzar la calidad recomendada para su aplicación.

La auditoría de calidad del aire comprimido de los valores de la ISO 8573 está especialmente indicada para empresas de alimentación, farmacia y otras producciones sensibles, como aplicaciones electrónicas y de pintura industrial.

Los beneficios de realizar una auditoría de calidad del aire:

  • Asegura la calidad de las producciones sensibles.
  • Evita pérdidas económicas por daños en la producción.
  • Comprobación del buen estado de los sistemas de tratamiento de aire comprimido.
  • Permite a las empresas demostrar su calidad de producción frente a sus clientes.
  • Asegura un mantenimiento eficaz de las instalaciones.
  • Abre las puertas a nuevos negocios mediante el aseguramiento de la calidad de la producción.
  • Documentación para acreditaciones de calidad como ISO 22000, BRC, IFS.

Documentos de las auditorías

La ISO 8573-1 no establece ni recomienda la calidad necesaria en relación con las aplicaciones. Cada empresa, de acuerdo con el tipo de proceso y producto, debe decidir qué calidad de aire comprimido necesita, definirlo en su APPCC y tratarlo como un punto crítico en la producción. En BEKO TECHNOLOGIES podemos recomendarle la calidad óptima para su aire comprimido de acuerdo con sus necesidades, consulte con nuestros especialistas.

Auditorías de fugas

Estudio de fugas de aire comprimido. El principal objetivo de esta auditoría, es detectar las fugas existentes en su red de distribución de aire comprimido.

AIRE COMPRIMIDO: Una energía cara

Generar 1 m3/min supone gastar entre 7-8 kw/h de energía eléctrica

Incluyendo el mantenimiento de los equipos de generación de aire comprimido 1 m3 de aire comprimido puede costar por encima de 2 céntimos de Euro.

Un compresor de 75 kw funcionando de manera continua, consume 71.700,00-€/año.

El aire comprimido consume alrededor de un 15% de total de la energía eléctrica utilizada en los procesos industriales.

El aire comprimido consume alrededor de 80 TWh/año en Europa, esto significa 55 millones de Tn de C02 al año.

Las fugas existentes en cualquier instalación, parecen insignificantes pero tienen grandes consecuencias: hasta las fugas más pequeñas pueden ser responsables de buena parte de los costes del aire comprimido. No es extraño encontrar casos en los que suponen hasta el 30% del total. En estos tiempos en los que el precio de la energía no para de subir se van sumando de esta manera cantidades nada despreciables.

El detector de fugas utilizado por TECNYMAQ, sirve de gran ayuda para detectar las fugas de aire más pequeñas. Con su ayuda se localizan en un tiempo mínimo todos los puntos de fuga del sistema, lo cual permite proceder a su reparación inmediata. Para conseguirlo, el equipo se vale de una característica física, cuando el aire comprimido se escapa, las moléculas de gas provocan una fricción contra las paredes de las tuberías, originando un ultrasonido de alta frecuencia inaudible.

El equipo registra este ultrasonido, lo hace audible y lo visualiza, este detector funciona con un altísimo grado de fiabilidad. La trompeta acústica agrupa las ondas acústicas de las fugas más pequeñas y como sólo se registran las frecuencias que puedan corresponder a una fuga, su localización no supone ningún problema, independientemente del ruido generado por trabajos cercanos, pudiendo realizar la detección con su factoría en marcha.

Una vez realizada la medición, se procede a realizar un detallado informe con imágenes de las fugas detectadas, donde se indica la ubicación de la fuga en la planta, el volumen de aire comprimido que está fugando en l/min y en consecuencia su coste anual en € que representa cada una, además del coste total de la suma de todas. A cada fuga se le asigna un número y una etiqueta para identificarla, en este informe también se determinan las acciones que recomendamos realizar para poder reparar cada una de las fugas detectadas de la mejor manera posible.

Localización

C. Palauet, 139
25197 – Lleida

¿Desea más información sobre el servicio?

6 + 12 =

Ir al contenido